Objetivo 1: Ordenar el territorio y hacer un uso racional del suelo, conservarlo y protegerlo

Este objetivo estratégico persigue no sólo que la ciudad se adapte a la naturaleza, sino que la naturaleza entre en las ciudades. Se trata de fomentar las infraestructuras verdes y azules que garanticen la biodiversidad y que conecten las tradicionales zonas verdes urbanas con la propia naturaleza, para acercarla al ciudadano de manera accesible y saludable. Asimismo busca conectar el medio urbano con el entorno rural, porque de su conservación y la puesta en valor de sus tradiciones y patrimonio cultural depende el futuro de las ciudades y el desarrollo urbano sostenible.

  • Ordenar el suelo de manera compatible con su entorno territorial
  • Conservar y mejorar el patrimonio natural y cultural y proteger el paisaje
  • Mejorar las infraestructuras verdes y azules y vincularlas con el contexto natural
Objetivo 2: Evitar la dispersión urbana y revitalizar

Este objetivo persigue la creación de estructuras urbanas compactas y polifuncionales que prioricen los procesos de reciclaje del tejido urbano ya existente, la recuperación de suelos en desuso ubicados en el interior de los ámbitos urbanos y la redensificación de los suelos urbanizables dispersos.
Asimismo, pretende mejorar la organización urbana, aumentar la diversidad y el grado de mixticidad de usos y funciones en un mismo ámbito, fomentar el dinamismo, así como la transformación de los tejidos industriales en espacios de actividad mixta, compatibles con la vida urbana.

Por último, la regeneración urbana también es clave en este objetivo estratégico. Implica localizar áreas que permitan aplicar políticas integrales de intervención físico-espacial, social, económica y medioambiental

  • Definir un modelo urbano que fomente la compacidad, el equilibrio urbano y la dotación de servicios básicos.
  • Garantizar la complejidad funcional y diversidad de usos.
  • Garantizar la calidad y la accesibilidad universal de los espacios públicos.
  • Mejorar el medio ambiente urbano y reducir la contaminación.
  • Impulsar la regeneración urbana.
  • Mejorar la calidad y la sostenibilidad de los edificios
Objetivo 3: Lucha por la mitigación, adaptación y resiliencia frente al cambio climático

El fin de este objetivo es la lucha por la mitigación, adaptación y resiliencia frente al cambio climático, cuya clave para conseguirlo se centra en la manera de producir ciudad, en los estilos de vida empleados y en la gestión de los flujos metabólicos, entre otros factores. Con esto se pretende una organización de las ciudades que permita encarar el futuro, con una mayor capacidad de anticipación y una reducción de incertidumbres.
En definitiva, una planificación territorial y urbana que se adapte a los efectos del cambio climático y que avance en su prevención permitirá optimizar y reducir el consumo de energía y de agua y ser más eficientes energéticamente, lo que trae consigo una reducción de la contaminación del aire, del agua, del suelo y del subsuelo.

  • Adaptar el modelo territorial y urbano a los efectos del cambio climático y avanzar en su prevención.
  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Mejorar la resiliencia frente al cambio climático.
Objetivo 4: Hacer una gestión sostenible de los recursos y favorecer la economía circular

Las ciudades participan y son corresponsables de los impactos ambientales y el alto consumo de recursos naturales generados por el modelo económico lineal. Este objetivo, por lo tanto, pretende que los municipios desarrollen un papel esencial en la transición hacia un modelo económico circular que asegure la calidad de vida en las ciudades y haga de ellas un lugar atractivo un lugar atractivo para vivir.

Otro de los pilares de este objetivo es la eficiencia energética, fuertemente ligada con el propio metabolismo urbano, es decir, con los flujos de materiales, energía y agua. Por último se persigue la gestión de los residuos, especialmente la prevención, la reducción, la reutilización y el reciclaje de los mismos, lo que permitirá avanzar en una sociedad eficiente y con menos impacto contaminante.

  • Ser más eficientes energéticamente y ahorrar energía.
  • Optimizar y reducir el consumo de agua.
  • Fomentar el ciclo de los materiales.
  • Reducir los residuos y favorecer su reciclaje.
Objetivo 5: Favorecer la proximidad y la movilidad sostenible

La movilidad urbana, entendida como la capacidad moverse en el espacio urbano mediante diferentes medios de transporte, constituye un elemento clave en las políticas urbanas debido al crecimiento de las ciudades en los últimos años y a la complejidad de los usos del suelo.
Es por tanto innegable la necesidad de las ciudades de contar con un modelo de movilidad inteligente, que asegure la accesibilidad universal, que reduzca las desigualdades entre territorios y entre clase sociales, que dote de sistemas de transporte sostenibles que favorezcan una economía eficiente, un medio ambiente saludable, una buena calidad del aire y el bienestar de sus habitantes.

  • Favorecer la ciudad de proximidad.
  • Potenciar modos de transporte sostenibles.
Objetivo 6: Fomentar la cohesión social y buscar la equidad

Este objetivo busca conseguir un modelo territorial y urbano que persigue la cohesión social, la igualdad de oportunidades y la equidad. En consecuencia, tanto las políticas territoriales, como urbanas deberán procurar el equilibrio social, proteger la diversidad cultural, mezclar rentas, géneros, culturas, edades y profesiones y garantizar una adecuada calidad de vida.

  • Reducir el riesgo de pobreza y exclusión social en entornos urbanos desfavorecidos.
  • Buscar la igualdad de oportunidades desde una perspectiva de género, edad y discapacidad.
Objetivo 7: Impulsar y favorecer la economía urbana

Este objetivo señala la importancia de una coordinación adecuada de todos los sectores que resulten relevantes para la economía local, con la planificación territorial y urbanística. Para ello, se persigue un modelo de ciudad sostenible basado en el conocimiento que cuente con una estrategia cuyo intereses principal sea contar con actividades que controlan el presente y anticipan el futuro, es decir, aquellas que más densidad de información tienen y mayor información controlan.

  • Buscar la productividad local, la generación de empleo y la dinamización y diversificación de la actividad económica.
  • Fomentar el turismo sostenible y de calidad y los sectores clave de la economía local.
Objetivo 8: Garantizar el acceso a la vivienda

La idea fundamental que persigue este objetivo es lograr un parque de viviendas digno, adecuado, asequible y suficiente para satisfacer las necesidades sociales, sustentado sobre un parque edificatorio de calidad. Dicho parque ha de garantizar la correcta habitabilidad de los inmuebles y ser eficiente energéticamente, aunque estos requisitos previos y fundamentales, son, en sí mismos, insuficientes.
Las viviendas deben ser habitables y deben existir condiciones adecuadas y precios asequibles, para satisfacer las necesidades sociales de cada momento. Para ello será preciso utilizar recursos diversos y un amplio abanico de actuaciones, tanto públicas, como privadas, así como la generación de un parque público de vivienda adecuado para satisfacer las necesidades de alquiler social de la población.

  • Fomentar la existencia de un parque de vivienda adecuado a precio asequible.
  • Garantizar el acceso a la vivienda, especialmente de los colectivos más vulnerables.
Objetivo 9: Liderar y fomentar la innovación digital

La innovación tecnológica, y especialmente la tecnología digital son el verdadero motor e impulsor de los procesos de cambio de la sociedad. El concepto de “Smart City” viene pues a referirse no sólo con la innovación digital, sino a la capacidad de ofrecer, principalmente a la ciudadanía, espacios de convivencia y desarrollo personal, profesional y social del máximo valor, bienestar y competitividad.
Las nuevas tecnologías tienen una enorme influencia en múltiples aspectos del bienestar, uno de ellos la participación directa y la gobernanza.

Todos estos aspectos inciden en la necesidad de vincular el desarrollo urbano sostenible con la sociedad del conocimiento.

  • Favorecer la sociedad del conocimiento y avanzar hacia el desarrollo de las ciudades inteligentes (Smart Cities).
  • Fomentar la Administración electrónica y reducir la brecha digital.
Objetivo 10: Mejorar los instrumentos de intervención y la gobernanza

Este objetivo estratégico busca diseñar un sistema fundamentado en una buena normativa, un sistema de planeamiento adecuado, unas fuentes de financiación acordes con las acciones a desarrollar, una gobernanza que funcione y una participación ciudadana real y efectiva, además de canales de difusión y transmisión del conocimiento.

  • Lograr un marco normativo y de planeamiento actualizado, flexible y simplificado que mejore, también, la gestión.
  • Asegurar la participación ciudadana, la transparencia y favorecer la gobernanza multinivel.
  • Impulsar la capacitación local y mejorar la financiación.
  • Diseñar y poner en marcha campañas de formación y sensibilización en materia urbana, así como de intercambio y difusión de la información.